anagrafl.gif (1972 bytes)M. Nemyrovsky

Arriba ¿A qué jugamos? Proyectos de trabajo En la escuela, lo mejor de lo mejor M. Nemyrovsky Escuela de Padres

RESUMEN DE LAS SESIONES DE TRABAJO CON MYRIAM NEMIROVSKY. 15Y 16 DE DICIEMBRE DE 1999.

SOBRE LA CORRECCIÓN...

¿A qué llamamos corrección? ¿porqué? ¿cómo...?

El término corrección implica que hay algo que está mal y lo marco para señalar como se hace bien. Tiene una connotación definida por dos polos mal-bien. Generalmente en la escuela lo que está mal lo ha hecho el niño y lo bien hecho, es del maestro. Hay roles compartimentados.

Desde la alfabetización entendida desde este enfoque eliminamos el término corrección como tarea del docente.

En todo caso, en la lengua escrita debemos plantearnos cómo la escuela puede contribuir a mejorar. No es cambio lexical, es cambio de la teoría educativa. El maestro/ escuela ayuda a mejorar, no corrige. Implica varios supuestos:

Nada está en sí mal, todo es mejorable...Nunca diremos que un texto está bien o mal, será triste, apasionado, banal etc... En términos absolutos nada estará bien totalmente. Algunas producciones textuales son mejores que otras. Ayudar a mejorarlas no tiene límites.
En la escuela nos ayudamos a mejorar todos, también el maestro somete sus textos para mejorarlos. Para ello hay que romper los roles, no es sólo mía la función de ayudar a mejorar ni sólo la de los niños la de que mejoren.
Asumiendo la relatividad en las producciones y los roles que deben establecerse de que todos aprendemos, el término corrección no cabe.

Históricamente la palabra corrección estuvo ligada a la ortografía. Se creía que lo único que una maestra o maestro tenía que mirar para que un texto estuviera "bien" era la ortografía.

Un texto tiene infinitas variables sobre las cuales incidir para mejorarlo. Si nos paramos en la ortografía nuestra tarea termina cuando no hay "faltas" y eso es un disparate. En la vida no ocurre eso, mejorar un texto es una tarea inteligente, corregir ortografía lo hace un ordenador. El ordenador te dice mucho más de lo que hacen algunos maestros. En cambio mejorar un texto es un reto a la inteligencia humana.

Sugerir mejoras, sí, pero ¿de qué tipo?.

Por ejemplo, decir que toda la estructura no está bien ante un texto que otro ha escrito... no le sirve a esta persona que pues está esperando sugerencias concretas. Contribuiremos a que progresivamente vayan avanzando en la posibilidad de tener criterio de análisis, para que haga una mejora. Hay que buscar la eficacia, que los criterios para mejorar textos sean también contenido de enseñanza. Nos planteamos trabajar didácticamente acerca de los criterios para hacerlos mejorar. Organizar situaciones didácticas donde simultáneamente se sugieren mejoras. Hay textos que los leeremos cuando están finalmente acabados porque los demás niños también sugieren mejoras a los textos propios y ajenos.

Cuando organizamos la dinámica de mejorar textos propios y ajenos se dan cuenta de mejoras al leer los de los demás que son aplicables a los suyos. Es más fácil la revisión de textos ajenos para sacar ideas para los propios. Esto hay que trabajarlo con los niños.

Que sistemáticamente te corrijan un texto "con rojo" es una atentado contra la integridad de la persona. Con ello aprendimos a llevarnos fatal con la escritura. Escribir se convertía en una tarea pesada durante muchos años...

En los 70 fue cuando surgio la explicitación de temas como el currículum oculto. Este sistema de corrección también forma parte de él. Nos han transmitido el aborrecimiento a la escritura inconscientemente. El haber tenido que escribir textos sin saber porqué, para quién, ni cómo... sólo porque la maestra dijo que lo escribiera. En la vida no es así, aquí el destinatario es la maestra, se queda el texto y luego lo devuelve corregido (con rojo, para que se vea de lejos...)

En la vida la estrategia utilizada no va como título de texto. Si leemos o hacemos una redacción no aparece como título redacción, ni dictado, ni copia.... Eso enlaza con otro problema que en los dictados más habituales como no tiene nada que ver una oración con otra, ni una línea con otra...eso sí al final hay que poner de título dictado (Dada la falta de coherencia de lo escrito es lo único que se le puede poner...).Es algo anormal, pero en la escuela sí se hace.

Luego les pedimos que en una redacción tenga algo que ver lo que escribe arriba con lo de abajo. Pero el modelo que les hemos dado es el de la incoherencia y luego les pedimos textos coherentes. Para aprender ésto hay que enseñarlo. En el lenguaje oral nadie habla sin coherencia, y percibes cuando se introduce un paréntesis en la conversación que rompe la coherencia. En la escritura de la escuela sí. Se le dicta una oración tras otra sin coherencia, y con ello a la vez se le impide la capacidad anticipatoria, fundamental en la lectura.

Al corregir, nos planteamos sobre qué queremos incidir:

sistema de escritura

calidad textual

Cuando vayamos a escribir un texto, nunca tememos que centrarnos sólo en el sistema de escritura, porque como currículum oculto lo más importante es el significado y eso esta en la calidad del texto. O intervenimos sólo sobre la calidad del texto o agregamos alguna sobre el sistema de escritura. Los niños pequeños no han aprendido a disfrutar del texto, hay que sugerirles mejoras, pocas y esporádicas porque si no cada vez escriben menos.

LA ANTICIPACIÓN EN LA LECTURA.

Te da ya información el soporte. ( ej.- si es un libro ya sabes que no te hablará del tiempo que hará mañana, o del saldo del banco,...)

La anticipación en el acto lector es fundamental, para que pueda poner la inteligencia al servicio de la interpretación del texto necesito cerrar expectativas para que mis mecanismos para la interpretación del texto se concentre. Como ya el soporte me da información mis mecanismos interpretativos se van cerrando y se preparan...

El autor.- Si tengo alguna referencia sobre él se que no hablará de ciertas cosas...

El título.- Me ayuda a pensar de que tipo de texto se trata.

A medida que se avanza en el acto lector la información que uno va obteniendo, las expectativas se van centrando cada vez más.

Desde lo más macro, el soporte, hasta las distintas letras la anticipación está presente en el acto lector. El ojo muchas veces no necesita ver, el dato lo pone la cabeza. El ojo va dando saltos, la cabeza pone lo que va entre un salto y otro. Cuando más dominamos el tema o asunto de que trata mayor es la anticipación lectora, lectura sin anticipación no es lectura. Es fundamental trabajar sobre la anticipación. Fran Smith dice que todo el tiempo anticipamos, por eso existe la sorpresa, porque sucede algo que no hemos anticipado. La anticipación nos permite no derrochar energía ante cada hecho.

Una expresión que a veces usamos y que es un disparate, cuando alguien está leyendo en voz alta y cambia alguna palabra por otra le decimos, "no adivines, lee". En realidad está anticipando el texto, no inventa, anticipa, hace una acto inteligente de lectura. Ante la sustitución que el niño ha hecho al leer tengo distintas opciones:

Dejo pasar la lectura que hace el niño.
Le valido su anticipación aún cuando intento que se acerque a lo que el texto pone.

Nosotros al leer en silencio hacemos muchas sustituciones y no pasa nada porque lo importante es el significado.

La sustitución nos da pista del nivel de enganche que el sujeto hace con la lectura del texto.

COPIA- DICTADO.

¿Cuando copian, hacen dictados, etc...? - ni siempre, ni nunca. Cuando viene al caso. Nunca copiar por copiar. No queremos copistas, queremos escritores mejor que escribanos. Sólo de vez en cuando que copien. La copia se puede hacer sin utilizar el pensamiento ni la reflexión, un texto escrito no. Copiar y escribir no se parecen en nada. Ahora, copistas no hacen falta (impresoras, fotocopiadoras,...) pero sí buenos escritores. En el aula copiaremos cuando es pertinente por la funcionalidad que implicará el texto.

PLURILINGÜISMO.

¿Es un enriquecimiento o es un obstáculo? No cabe duda de que es un enriquecimiento al convivir distintos lenguajes, culturas, costumbres etc. así el aula es un poco más espejo de la realidad. Además en el currículum, con los temas transversales, ya nos hablan de trabajar en el respeto, la tolerancia, ...y eso se hace viviéndolo.

¿Cómo podemos contribuir? En la biblioteca de aula habrá textos de distintas lenguas. Incluir en el aula la diversidad lingüística.

LAS FAMILIAS.

Es necesario trabajar con las familias de las niñas y niños. Comentarles el sentido de la biblioteca de aula, sus usos, que textos incluye, porqué distintos idiomas, porqué el periódico,...

Coparticipar con las familias para que no sólo colaboren con su participación con la biblioteca, sino que se aproximen a que rol tiene el libro en el proceso de alfabetización.

Es muy útil que pueda venir un compañero de otra aula que trabaje de esta manera y lo cuente a los padres para que vea que no sólo es la profe de su hijo la que sigue este enfoque...

El tema es fácil porque todos valoran que su hijo o hija lea, Mientras los niños están escribiendo un texto lo grabamos con vídeo y lo pasamos en la reunión, lo comentamos con los padres,... y proponen que los niños produzcan textos en casa y los lleven al aula.

LA TRANSCRIPCIÓN.

No es necesaria en todos los textos, dependerá de su funcionalidad, momento, etc.

¿Quién?

  1. La maestra, en turnos sucesivos con los alumnos. Lo más inmediatamente posible. A veces en la misma hoja en la que el niño o niña ha escrito. Con lápiz . Si no le gusta que marquemos en la misma hoja lo hacemos en otra y se grapa. Hay que trasmitirle al niño que es una medida para que se socialice su texto (igual que cuando un niño no habla bien interviene su madre para que se le entienda...)
  2. La familia. Necesita:
conocimiento del rol y funcionamiento habiendo trabajado con la familia cómo hacerlo.
Información precedente los que van a llevar su texto para que lo transcriban en casa tienen que tener información precedente al acto escritor.
Si lo lleva a casa que el intérvalo temporal sea breve, cuando salga de clase para que recuerde (antes de empezar el texto también les digo a los niños que con tres de ellos voy a transcribirlo, pero que los demás lo llevarán a casa y es importante que se acuerden de lo que han escrito. El recuerdo así se potencia).
  1. Los niños mayores del cole. Es importante, los que hacen de transcriptores avanzan en legibilidad y ortografía sobre todo, porque hacen de modelo, del que sabe,... Empieza a suscitar problemas de escritura en el mayor que el pequeño no puede resolver, a su vez se puede centrar, al ser el texto de otro en aspectos distintos al contenido del texto. También hay que explicarles porqué transcriben, como a los mayores.

PARA TRABAJAR LA CORRESPONDENCIA.

Sistematizar la correspondencia interactiva con otras aulas, centros. Que sea de un aula a un aula y de niño a niño, no tienen porqué ser del mismo nivel. Empezaríamos con una carta colectiva, luego haríamos parejas de dos centros. Para intervenir sobre la carta hay que insistir en la coherencia del texto. Es bueno que vean la funcionalidad de las cartas antes de enseñarles la estructura, antes de darles soluciones.

Lectura recomendable, texto de Elena Laiz revista textos nº 17.

ALGUNAS PREGUNTAS...

Con 28 alumnos en clase, ¿Cómo se mejora un texto con cada uno de ellos?.

Primero veremos si es necesario que ese texto en concreto se mejore o no. A veces dejamos un texto como queda, dependerá de su funcionalidad... Lo bueno es ir aprendiendo a proponer mejoras, tanto ellos como nosotros. (no hacer la revisión recíproca de textos porque dan conflictos). Con algunos textos e s mejor llevarlos a casa para reflexionar, hace falta tiempo,...

Cuando sugerimos mejoras a un texto no les hago más de dos o tres indicaciones, hay que priorizar para no agobiar o hacer que el autor se sienta mal. El autor tiene la propiedad del texto. El primer comentario que hay que hacerle es sobre el significado del texto (esto forma parte del currículum oculto) que es lo más importante.

Las sugerencias si son escritas, con lápiz y suave y antes les pedimos permiso.

Si además queremos que el texto esté con la ortografía convencional se les puede decir en un momento determinado, pero conscientemente, queriendo provocar la reflexión ortográfica o simplemente para que estén aceptados convencionalmente por algún motivo y les damos las soluciones. Para que trabaje ortográficamente hay que crear la duda ortográfica

ej.: "en esta línea hay una letra que tendrías que cambiar, en esta dos,..." Le doy un problema para que se preocupe por la ortografía. Si el niño se está preocupando del texto de crearlo, de dotarlo de significado, no puede preocuparse con la ortografía. Cuando acabe el texto sí. La revisión ortográfica va después como en el ordenador...

ej,. "hay un lugar en el que falta una h, cambia una b por v,etc..." Le digo que hay que hacer cambios pero no donde. Le sigo dando un problema. Se aprende ortografía por reflexión no por repetición.

¿Quién es el responsable de que el niño avance en la alfabetización?

Cierta teoría educativa puede contribuir a agudizar las diferencias o a disminuirlas. Cuando la escuela trabaja desde una teoría transmisiva se agudizan las diferencias involuntariamente, los que no cuentan con buen ambiente alfabetizador en la realidad escolar y tampoco lo tienen en la familiar, no tienen posibilidad. La biblioteca de aula tiene que ser una invitación a entrar en el mundo de la lectura y escritura real, directo.

El libro de texto no es un libro, dificulta el aprendizaje, es un artificio, desfigura el libro y el aprendizaje. Los textos de los libros de texto son un resumen en sí, no se pueden resumir, no se pueden relacionar... en la vida los textos no traen preguntas, la pregunta va primero. Cuando uno va a leer es que hay algo que te genera la necesidad de ir a un texto. Hay que trabajar para que busquen, no para que encuentren, esto es una consecuencia porque el que busca encuentra, si tienen una pregunta, ya buscarán...

Si usamos los libros de texto tenemos que ser conscientes de que el camino, según esta teoría , será dejar de usarlo.

Sólo lo emplearemos hasta que dejemos de necesitarlo... no cortando con ellos drásticamente. Los libros de texto fomentan la dependencia del docente. Utilizándolo podemos ir rompiendo ciertas normas de uso: cuestionando lo que en ellos se dice, que sean también lectores críticos de los libros de texto; ej al encontrarnos con un fragmento de un texto de un autor determinado, no nos quedamos con las clásicas preguntas sobre el texto, indagaremos sobre que pensaría el autor, como continuaría el texto, etc.

La responsabilidad de alfabetizar al niño y de que avancen en ello es de la escuela, no de la familia ( lo que no quiere decir que contemos con su colaboración) para ello es importante que en el aula se lean y produzcan textos auténticos para que avancen como lectores y escritores.

¿Cómo hacemos para que tengan los 25 alumnos un texto que se ha hecho colectivamente en la pizarra?.

Hay distintas opciones:

La maestra lo copia y lo fotocopia a 25 niños.
Cada uno lo copia a su manera. Si queda interpretable bien, sinó hay que transcribirlo.
Los niños de 2º, 3º, etc que hagan de copistas para los pequeños, éstos eligen el soporte.
A veces hay 2,3 niños que son capaces de copiar textos convencionalmente, repartimos el texto en trocitos para que cada uno copie una parte en un folio y luego montamos el texto íntegro.

Observaciones:

Cuando un texto es muy largo la calidad va bajando a medida que el texto evoluciona. Soluciones:

1ª El texto se escribe en sesiones sucesivas. Un día el principio, otro el nudo y otro el desenlace (por ejemplo). Cuando el texto está acotado ponen más interés, mayor concentración, tienen una norma más clara,...Al segundo día de trabajo releerá el principio y cambiará algo.

2º otra opción: trabajar sólo el principio y leer y releer... luego, entre todos elegimos una versión que nos guste, fotocopiamos, recortamos el principio y pegamos el resto a nuestro texto. Es una buena estrategia para trabajar la estructura textual, para saber por donde se corta.

Son estrategias que nos permiten que se metan en textos extensos aún cuando no están preparados.

( Extracto de la ponencia de Myriam N. recogido por Pilar Salaverría)