Menú

 

Ver otras plantas

| Descripción | Recolección | Curiosidades | Usos | Indicaciones | Contraindicaciones | Pincipios Activos |

NOMBRE CIENTÍFICO: Mentha piperita
NOMBRE COMÚN: Menta.
FAMILIA:Labiadas.

 

DESCRIPCIÓN GLOBAL
La altura que puede alcanzar oscila de 40 a 80 centímetros. Su base es un rizoma del que salen varios tallos de color violeta oscuro. A partir de dicho rizoma se reproduce por medio de estolones (como las fresas).

TALLO, HOJAS Y FLORES: Tiene sus hojas lisas, de color verde intenso, opuestas, lanceoladas y con los bordes levemente dentados. Vistos a contraluz se observan numerosos puntitos claros que corresponden a bolsitas de esencia. En cambio la mentha spicata o yerbabuena tiene las hojas recubiertas de una fina pelusilla y crece silvestre o puede cultivarse. La flor es menudita de color pálido tirando a rosa o a lila y a veces del todo blanca. El cáliz con forma de cencerro, tiene aproximadamente dos o tres mm., con cinco dientes en el apéndice. La garganta del cáliz antes de abrirse la flor, está cerrada por una espesa mechita de pelos blancos. La corola es de una pieza y se divide en cuatro lóbulos casi iguales.

FRUTO: Al ser estéril no posee fruto o es muy rudimentario. Es muy aromática.

HABITAT: La menta piperita no crece en estado silvestre, tolera los climas extremos pero su cultivo se ha adaptado a la tierra húmeda y sombreada, protegida del viento, en huertas. Cultivada principalmente para usos industriales, para servir a los almacenes de drogas, para las fábricas de licores y esencias. Por su característica de planta rastrera es ideal para colocar debajo de otras plantas en canteros o macetas. El suelo debe ser húmedo, rico en humus y cal (mezclar dos partes de tierra negra, una de arena y otra de humus de lombriz).

Es de origen europeo y se cultiva por medio de brotes. En España, las comarcas más adecuadas para el cultivo de la menta son las pirenaicas y las de toda la orla septentrional, desde el País Vasco hasta Galicia, porque no es planta mediterránea.

RECOLECCIÓN
La recolección debe realizarse cuando la menta está a punto de florecer; en España, desde últimos de mayo a finales de julio, según las comarcas y el tempero del año; la segunda recolección se hace al empezar el otoño. La menta se corta baja, cuando lo que se quiere aprovechar es la hoja, que el mismo día debe separarse, a mano, de los tallos cortados; pero si lo que se desea obtener son las sumidades floridas o a punto de florecer se podrán dar los cortes un poco más altos. En ambos casos, la desecación se hará a la sombra y en lugar bien ventilado, sin amontonar demasiado hojas o sumidades, con objeto de que unas y otras queden con el mejor aspecto y el color verde natural. Si la desecación se hace valiéndose de calor artificial, no conviene elevar la temperatura por encima de los 30º C. La parte que se utiliza de la planta son las hojas frescas o secas que se recolectan cuando está por florecer (en verano) y se secan a la sombra.

CURIOSIDADES
Antiguamente se colocaba en las tumbas de los faraones egipcios.

Los griegos advertían a los soldados del consumo de menta por sus efectos afrodisíacos ya que esto debilitaba sus fuerzas combativas y se la prohibieron en tiempos de guerra. También descubrieron sus cualidades antisépticas. Su refrescante aroma hizo que la usasen en perfume y al igual que los romanos, la empleaban como cura para el digestivo, los dolores de cabeza, la tos, las molestias urinarias o las picaduras de insectos y serpientes.

Los romanos también la usaban como hierba de cocina, como remedio depurativo de vías respiratorias y como digestivo. Mezclándola con miel, endulzaban su aliento después de ingerir vino, práctica castigada para ellos con la muerte.

Los árabes bebían té de menta para aumentar la defensa contra insectos transmisores de enfermedades y como afrodisíaco. Han utilizado culinariamente una variedad de la menta que es la hierbabuena. Con ella preparaban platos como la salsa de menta, que acompaña al cordero. Elaboraban jarabes, sopas e, incluso, pan. Al sirope de menta le añadíam, además, albahaca, naranja amarga, clavo, agua y azúcar
.

USOS
El aceite esencial y los flavonoides le confieren una acción aromatizante, antiséptica, antipruriginosa (para el picazón), analgésica (sobre todo a nivel local y del tracto digestivo), espasmolítica (para los espasmos), colagoga (favorece el flujo biliar), carminativa (favorece la expulsión de los gases intestinales), antitusiva (para la tos), mucolítica, expectorante, descongestivo nasofaríngeo, hipocolesterolemiante (disminuye el índice de colesterol).

Por los principios amargos es aperitiva y digestiva; por los ácidos fenólicos es antiséptica (evita infecciones) y antifúngica (para los hongos).

VÍA INTERNA: Es la menta una hierba muy atractiva por sus propiedades para refrescar y dar calor. Por vía interna calienta y mejora la circulación, las úlceras estomacales. También constituye un buen remedio para los dolores de cabeza y por sus propiedades anti-inflamatorias y relajantes es una solución idónea para las dolencias asociadas con dolor y espasmo. Alivia las molestias de la menstruación y puede desencadenarla cuando se retrasa.

USO EXTERNO: el aceite de menta se emplea como restaurador e inhalante para desvanecimientos. Las hojas frescas machacadas se pueden aplicar sobre articulaciones inflamadas por artritis o gota. Es un buen desinfectante de heridas y ayuda a aliviar dolores de oídos y muelas.

Sobre los nervios capaces de transmitir la sensación de dolor, la menta amortigua tal sensación: por ejemplo, cuando se recomienda introducir un poquito de algodón empapado con una gota de esencia en la muela cariada y dolorosa. O cuando tratándose de gentes que sienten frió en los pies se les aconseja que se pongan hojas de menta entre la piel y los calcetines, para atajar aquella sensación de frío insoportable.

También es muy conocido el uso de la menta en pastas dentales para dar sensación de frescura y evitar el mal aliento. La utilizan las empresas de golosinas y fabricantes de bebidas alcohólicas; en repostería para postres, helados, tortas, chocolates; para ahuyentar insectos (se aconseja colocar plantas aromáticas como la menta en el jardín para evitar la presencia de insectos dañinos).

Resulta muy agradable en la cocina para aromatizar carnes y condimentar ensaladas, en todo tipo de zumos naturales, en las macedonias, en el melón, en los caldos de pollo y, sobre toso para aromatizar una pierna de cordero asado.

INDICACIONES
AFECCIONES DE VESICULA BILIAR, Y COMO COLAGOGO: se toma una taza de la infusión (agregar una taza de agua hirviendo a 2 cucharaditas de menta. Dejar en reposo 10 minutos y beber después de las comidas. O tomar 40 gotas de la tintura después de las comidas en un vaso de agua. También se usa el licor de menta.

NÁUSA, VOMITOS Y MALESTAR GENERAL: una taza 3 veces al día de la infusión, si hay mucho vómito tomar 1 cucharita cada 5 minutos.

COMO DIGESTIVO, ANTIESPASMÓDICO, CÓLICOS INTESTINALES, FLATULENCIAS, MAL ALIENTO: una taza de la infusión o 40 gotas de la tintura en un vaso de agua, después de las comidas.

COMO ANALGÉSICO: (en dolores de muela o de cabeza) en cataplasma machacando hojas de menta fresca y aplicando con un algodón en la muela o con un paño en la frente. También se utiliza el aceite esencial diluido al 2% colocando gotas en cada sien y en la nuca con masajes circulares.

INFLAMACIONES DE HUESOS, ARTICULACIONES: friccionarse con solución alcohólica o linimentos de menta en la zona afectada.

CATARROS Y RESFRIADOS: agregar un jarro de agua hirviendo sobre 2 cucharadas de hojas y hacer inhalaciones con una toalla sobre la cabeza a suficiente distancia para no quemarse, 2 ó 3 veces por día.

EN AROMATERAPIA: el aceite esencial a nivel fisiológico es analgésico, antiinflamatorio, antiséptico, antiprurito, antiespasmódico, antiviral, astringente (disminuye o detiene secreciones), expectorante, promotor de la transpiración (esto permite aumentar la eliminación de toxinas), vasoconstrictor, refrescante, descongestivo. A nivel emocional es estimulante y energizante. Se utiliza diluido al 2% en un aceite base como almendra, oliva y sésamo para masajes, baños, inhalaciones y difusores ambientales. Las combinaciones ideales con otros aceites esenciales son: con lavanda para dolores; con romero y albahaca como estimulantes cerebrales; con limón y eucalipto como refrescante, antirreumático, insecticida y antiséptico.

CONTRAINDICACIONES
No utilizar el aceite esencial puro y las soluciones alcohólicas en niños menores de 6 años y embarazadas. Las infusiones de menta serán livianas si se administran a niños pequeños que padezcan cólicos.

Las mujeres embarazadas también deberán tomar precauciones en su uso.

El mentol puro y la esencia pura de menta son tóxicos y no deben ingerirse.


PRINCIPIOS ACTIVOS
Estamos ante una de las plantas más apreciadas desde hace miles de años. Sus hojas poseen un aceite esencial, el mentol (entre un 50 y un 85%), metiléster (hasta un 20 %), mentona (hasta un 12 %) y otros terpenos. También contiene nitrato de calcio, ácido fórmico, ácido gálico, principios amargos, ácidos fenólicos, sales minerales de sodio, de potasio, de calcio, manganeso, azufre, cloro y taninos.
Contiene resina, sustancia amarga, ácido tánico y una esencia aromática compuesta de aceite volátil y un alcanfor.


Ver otras plantas